lunes, 1 de julio de 2013

Nuevo soneto a Nuestra Señora de la Soledad.


Nuestra Venerable Titular, Nuestra Señora de la Soledad, cuenta en su patrimonio literario con un nuevo soneto, escrito por un poeta de Tenerife, devoto suyo. En este soneto, el autor viene a realzar el gozo de la Santísima Virgen que se convirtió en dolor al ser participe de la Pasión de su Hijo y por las tantas faltas que recibe de nuestra parte. Desde estas breves líneas nuestro eterno agradecimiento a su autor, Don Eduardo Duque. Paz y bien.

A Nuestra Señora de la Soledad

¿Dónde está en el negro de tu manto
el gozo del saludo de Gabriel?
¿Cómo la Alegría de Israel
Llenó tus ojos de incesante llanto?

Paseas, oh Señora, tu quebranto
-amargo más incluso que la hiel-
Llorando tú, por mí y por él,
Las faltas con que a diario os desplanto.
¡Oh Señora, que de tantas soledades
Comprendes el llanto sin explicación!
Traigo hoy a tus plantas las veleidades
Con las que este pobre corazón
-buscando tus sacrosantas bondades-
acompaña tu soledad junto a Colón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada